Para ser un gran innovador, aprende a aceptar y prosperar en la incertidumbre

¿Qué características tienen los innovadores que los llevan al éxito? No se trata de ignorar o asumir más riesgos. La cuestión es saber convivir con ellos.

Madam C.J. Walker, nacida Sarah Breedlove, fue la primera mujer millonaria de América. Fue pionera en una línea de productos de belleza y cuidado del cabello para personas de color a principios del siglo XX, y la reciente serie de Netflix «Self Made» detalla la historia de esta talentosa innovadora y los desafíos que superó en el camino hacia su éxito.

Para lograr sus objetivos, tuvo que enfrentarse a incertidumbres abrumadoras. ¿Cómo financiaría su negocio? ¿Fracasaría su sociedad? ¿Se venderían sus productos? ¿La competencia despiadada y el racismo se interpondrían en su camino? El futuro de Madame Walker estaba lejos de ser seguro cuando comenzó su viaje, pero eso no la disuadió.

Es tentador pensar que los innovadores son una raza aparte o tal vez tengan la suerte de estar en el lugar y el momento adecuados. Pero la investigación muestra que este no es el caso. Entonces, ¿qué características tienen los innovadores como Madam Walker que los llevan al momento aparentemente casual? ¿Qué hace a un innovador o empresario exitoso?

Soy un investigador y profesor que estudia la estrategia y el emprendimiento. También soy empresario, inversor ángel y miembro del consejo de administración de empresas nuevas e innovadoras. La cultura popular puede hacerte creer que es la tolerancia o incluso la obsesión por el riesgo lo que hace a los grandes innovadores. Pero en realidad, la investigación ha demostrado durante décadas que los innovadores y los empresarios no asumen más riesgos que la persona promedio.

Por lo general, los innovadores se sienten mucho más cómodos tomando decisiones en condiciones de incertidumbre que la persona promedio. Además, los innovadores tienden a tener un conjunto de habilidades que les permiten navegar mejor por esta incertidumbre. Mi experiencia e investigación han demostrado que no sólo estas habilidades son eficaces, sino que también pueden aprenderse y practicarse y cualquiera puede mejorar sus habilidades de innovación.

¿Qué es el riesgo? ¿Qué es la incertidumbre?

El riesgo es cuando los factores que determinan el éxito o el fracaso están fuera de su control pero las probabilidades de éxito son conocidas – un juego de dados, por ejemplo. No puedes controlar si se tira un 2 o un 12, pero conoces las probabilidades.

La incertidumbre es cuando los factores que determinan el éxito o el fracaso no están necesariamente fuera de tu control, sino que simplemente se desconocen. Es aceptar un desafío para jugar un juego del que no conoces completamente las reglas. Los innovadores tienden a estar más dispuestos a aventurarse en lo desconocido y, por lo tanto, es más probable que participen en proyectos ambiciosos, incluso cuando los resultados y las probabilidades son un misterio.

Curiosamente, el riesgo y la incertidumbre parecen desencadenar la actividad en diferentes partes del cerebro. La resonancia magnética funcional ha permitido a los investigadores descubrir que el análisis de riesgos es un proceso en gran medida racional y basado en el cálculo, pero la incertidumbre desencadena la antigua parte del cerebro que lucha o huye. Esta investigación sugeriría que los innovadores experimentados son más capaces de mantener sus capacidades analíticas a pesar de la adrenalina y la respuesta instintiva que surge al enfrentarse a la incertidumbre.

Los innovadores no ignoran el riesgo; simplemente son más capaces de analizarlo en situaciones de incertidumbre.

Las habilidades de innovación pueden aprenderse

La respuesta química al riesgo y a la incertidumbre puede estar grabada en nuestros cerebros, pero eso no significa que uno nazca innovador o no. La capacidad de innovación puede aprenderse.

Jeff Dyer, Hal Gregersen y el difunto Clay Christensen pasaron años investigando las características de los innovadores exitosos y dividieron ampliamente las habilidades de innovación en dos categorías: habilidades de entrega y habilidades de descubrimiento.

Las habilidades de entrega incluyen el análisis cuantitativo, la planificación, la implementación orientada a los detalles y la ejecución disciplinada. Estas son ciertamente características esenciales para el éxito en muchas ocupaciones, pero para la innovación, el descubrimiento debe venir antes de la entrega.

Un tema interesante, ¿verdad?

Regístrate gratis y podrás:

Acceder sin límites a todo el contenido de los artículos

Visualizar los comentarios sobre cada artículo

Recibir nuestro boletín cada 15 días

Deja un comentario