Fomentar una cultura de innovación para impulsar el crecimiento

La innovación siempre ha sido una forma de que una empresa se diferencie de la competencia. Antes bastaba con innovar de vez en cuando. Ahora es esencial.

La innovación siempre ha sido una forma de que una empresa se diferencie de la competencia viendo y haciendo las cosas de forma diferente.

Antes bastaba con innovar de vez en cuando y, de vez en cuando, una empresa sacaba algo nuevo.

Pero ahora es esencial.

Responder a la rápida evolución de los comportamientos de los consumidores y de las condiciones del mercado exige fomentar una cultura de la innovación. Es fácil decirlo; al fin y al cabo, darse cuenta de que hay que innovar es sólo el primer paso; lo difícil es llevarlo a cabo.

¿Qué significa la verdadera innovación?

En 2020, cuando la pandemia llegó, las empresas de todas las industrias y sectores no tuvieron más remedio que acelerar la innovación o quebrar.

Algunas empresas estaban preparadas al haber iniciado el proceso de transformación digital y se encontraban en una buena posición para adaptarse a las cambiantes necesidades de los clientes.

Por el contrario, otras habían pospuesto la transformación digital, dando prioridad a otros proyectos. De repente, las innovaciones, como la recogida en la acera, la entrega sin contacto y el comercio electrónico, tuvieron que volver a priorizar e implementar como medio de supervivencia.

Al ofrecer innovación en medio de una pandemia mundial, quedó claro que las empresas podían, en muchos casos, ofrecer una cartera de innovaciones rápidas pero impactantes.

Ejemplos de innovación

En respuesta a la pandemia, muchas empresas llevaron a cabo pivotes rápidos o implementaron negocios completamente nuevos con mucho éxito.

Brakes, un distribuidor de alimentos del Reino Unido, vio cómo su negocio tradicional de servicio a restaurantes e instituciones disminuía rápidamente casi de la noche a la mañana, por lo que puso en marcha un negocio de entrega de alimentos directa al consumidor en menos de dos semanas, a través de una aplicación móvil fácil de usar.

Casey’s General Stores, una tienda de conveniencia con sede en EE.UU. que también es conocida por sus fantásticas pizzas y comida, vio que su tráfico de combustible -y de tiendas- se ralentizaba sustancialmente, por lo que creó rápidamente una nueva aplicación móvil que permitía la entrega a domicilio y la recogida en la acera para satisfacer la demanda de los clientes.

También se creó un programa de fidelización y herramientas de reconocimiento de clientes para ofrecer ofertas personalizadas. En poco tiempo, la aplicación representó más del 60% de sus ventas durante la pandemia.

Ahora que muchas empresas le han cogido el gusto a eso de ofrecer nuevas innovaciones a toda velocidad, quieren más.

Un tema interesante, ¿verdad?

Regístrate gratis y podrás:

Acceder sin límites a todo el contenido de los artículos

Visualizar los comentarios sobre cada artículo

Recibir nuestro boletín cada 15 días

Deja un comentario