Repensando los modelos de negocio para la transformación digital

Para mantenerse al ritmo del rápido cambio del ecosistema digital, las organizaciones no pueden permitirse el lujo de quedarse quietas. Es vital para las organizaciones evaluar continuamente sus modelos de negocio como parte de su transformación digital. Las organizaciones deben caminar por una difícil línea entre mantener sus competencias básicas y anticiparse con éxito a lo que se avecina.

El tan citado mantra inicial de Silicon Valley de “fallar rápido y fallar a menudo” puede no aplicarse de forma generalizada. Sin embargo, cuando se trata de examinar el futuro digital, un modelo de negocio inteligente incorpora el hecho de que puede no acertar a la primera.

La innovación impulsada por los datos es el camino a seguir.

4 Elementos de la innovación

Cualquier modelo de negocio tiene cuatro elementos:

  • Valor para el cliente – ¿cómo apoya su modelo los objetivos del cliente?
  • Fórmula de beneficios – ¿Cómo demuestra su modelo el valor
  • Recursos clave
  • Procesos clave – Los recursos y procesos describen los sistemas de su modelo para apoyar su propuesta de valor al cliente.

Por supuesto, estos elementos están interconectados. A medida que una organización cambia durante una transformación digital, estos cuatro elementos se estirarán, evolucionarán y reordenarán. Sin embargo, el valor para el cliente debe permanecer en la parte superior de la lista. La propuesta de valor para el cliente es más importante durante la transformación digital.

¿Por qué?

Porque el mundo digital ha dado al consumidor más opciones que nunca. Si al usuario no le gustan las opciones de su sitio, sólo necesita un clic para llegar al sitio de su competidor. Esto parece obvio, pero en realidad, muchas empresas no consideran lo fácil que es para los clientes convertirse en ex clientes. En esta nueva era, la lealtad a la marca no significa tanto como el precio, la experiencia en el sitio web, la calidad y otros factores.

Esto significa poner a los clientes en primer lugar. También significa evitar caer en la trampa de que todo lo que necesita hacer es poner sus procesos y productos en línea. Discutiremos el porqué en la siguiente sección.

Digital: No es la respuesta por sí misma

Sin embargo, muchas empresas se comportan como si la respuesta fuera la digitalización. Por el contrario, volverse digital es sólo el primer paso del proceso. La recompensa llega cuando una empresa aprovecha las prácticas comerciales digitales para mejorar las experiencias de sus clientes.

Esto también requiere fomentar la innovación en la organización. El modelo de negocio digital más vanguardista proporcionará pocos beneficios a una empresa que no desarrolle las herramientas, el talento y la cultura que lo sustentan. Muchas organizaciones bienintencionadas hablan de la innovación digital pero luego no pueden seguir adelante por cualquier motivo.

Es fácil discutir los cambios necesarios; sin embargo, modificar el modelo de negocio es un reto para una empresa ya establecida. Una organización debe entender qué hace que su modelo actual tenga éxito o no. Esto implica analizar cada elemento por separado y como una unidad.

A continuación, estudie el mercado para identificar cualquier signo y dato que sugiera que su modelo necesita cambiar. Esto incluye grandes segmentos de clientes cuyas necesidades no se están satisfaciendo, un objetivo del cliente que no se ha reconocido, una nueva tecnología cuyas capacidades no se están aprovechando plenamente, un desafío de los competidores existentes o emergentes y el mercado redefiniendo su mercado objetivo o su solución principal.

Cualquiera de estos signos puede ser suficiente para dictar un cambio en su modelo de negocio. Sin embargo, el siguiente paso es evaluar los componentes del negocio digital de su modelo, incluyendo el contenido, la plataforma y la experiencia del usuario.

El contenido describe el producto que usted ofrece al cliente a través de su plataforma digital. Podría ser contenido que coincida con su contenido físico. O podría ser un contenido digital único, como el vídeo en tiempo real.

Parte de esta evaluación consiste en averiguar cuántos ingresos genera su contenido actual. Esto puede ser difícil de cuantificar con precisión, ya que algún contenido puede ser necesario o la creación de una marca?

La plataforma describe la forma en que usted entrega su contenido (sitio web, una red, streaming u otros canales). ¿Qué tan buenas son sus plataformas internas? ¿Cómo puede exponer más de ellas a los clientes para mejorar su experiencia?

La experiencia de usuario describe cómo el cliente accede a su contenido a través de su plataforma. ¿Qué tan buena es la experiencia de su cliente? ¿Quién proporciona una mejor y en qué se diferencia de la suya? Estas preguntas le ayudan a evaluar el valor que están creando los componentes de negocio digital de su modelo.

Evolución

La evolución en lugar de la revolución es a menudo suficiente si se hace de forma meditada y estratégica. Pequeños cambios en un modelo de negocios pueden producir resultados significativos. La mera actualización de los supuestos de su propuesta de valor puede abrir nuevas vías de negocio a seguir. Es crucial repensar el modelo económico que hay detrás de sus productos y servicios al revisar su modelo de negocios.

¿Está identificando y capitalizando el valor real que proporciona a sus clientes? Señale el valor del cliente que usted genera y sígalo a través de sus procesos, identificando los componentes de su modelo económico como lo hace usted. Luego, dale la vuelta. Comience con sus procesos y trace un camino desde ellos hasta el cliente.

Analizando cuidadosamente lo que tiene, quién lo quiere y cuánto vale, puede abrir nuevas fuentes de ingresos. El mercado digital también puede ser un desafío para navegar legalmente y las organizaciones deben involucrar a los equipos legales para estudiar el panorama regulatorio antes de comprometer demasiados recursos.

En última instancia, los negocios exitosos dependen cada vez más de una profunda comprensión de los comportamientos en línea, los efectos de la red basada en Internet y las formas distintivas de modelado de negocios que se aplican en el espacio digital. Las organizaciones deben fomentar una cultura que abarque el cambio, que no tema tomar riesgos calculados y que tenga el apetito de aprender continuamente nuevos enfoques y tecnologías.


Publicado originalmente por Ruben Franzen bajo el título “Rethinking Business Models for Digital Transformation” en devops.com.

Leave a Reply